El poder de las palabras

el poder de las palabras ESGOA

La semana pasada me levanté muy temprano. Hacía un día increíble. Llovía a cántaros y de vez en cuando un relámpago estallaba en el cielo. Mientras se encendía mi ordenador me coloqué los calcetines más gorditos que encontré en casa y me preparé la taza de siempre. Bien calentita. En ese momento pensé en lo afortunados que somos. El sonido de la lluvia que golpea mi ventana, el frescor de la calle mojada, el olor a recién hecho y un poco de música de fondo. Aquí estoy, disfrutando de los pequeños placeres de la vida. ¡Y eso que es lunes!

Por la noche, quedé con una amiga y nos fuimos juntos a tomar algo. Me contó que había tenido un mal día, que no había podido salir a correr por la lluvia y que se le habían mojado los zapatos. «Odio la lluvia y el frío. Quiero que llegue el verano»- añadió un poco mosqueada.

palabras positivas café

“Una palabra amable puede cambiar tu día por completo.” – Anonymous

Y ahora os preguntaréis a qué ha venido todo esto. Pues bien, como os habréis dado cuenta hay dos interpretaciones de un mismo día. Distintas emociones, sentimientos, sensaciones… ¿Y cómo podéis apreciar la diferencia? ¡Exacto! Las palabras nos dan una pista de quién ha tenido un buen día y quién no. ¿Vais a dejar que un poco de lluvia os fastidie vuestro lunes? ¿En serio? No me lo creo…

 

El poder de las palabras

El poder de las palabras va mucho más allá de lo que imaginamos. Pueden alegrarnos el día o, por el contrario, hacernos estar tristes. Animarnos o hundirnos. Ayudarnos a avanzar o hacer que nos quedemos estancados. Y eso no es todo. ¿Estáis preparados? Las palabras tienen tanto poder que afectan a nuestro cerebro. Y no lo digo yo, eh. Lo dice la ciencia.

Luis Castellanos,  filósofo e investigador, estudia el poder del lenguaje y cómo nos afecta. Hizo un experimento para averiguar el efecto de palabras positivas y negativas en un grupo de estudiantes. Los resultados revelaron que el grupo de estudiantes expuesto a palabras positivas mantenían la concentración y eran más eficientes. Además, tomaban decisiones con mayor facilidad. También realizó un segundo experimento con un equipo de fútbol. Se descubrió que las palabras positivas y motivadoras mejoraban el rendimiento de los deportistas. ¡Ese año incluso subieron de categoría!

Richard Suzman, por otro lado, realizó una investigación llamada the Nun Study sobre el Alzheimer y el envejecimiento publicado en The New York Times. ¡No nos hemos vuelto locos, esperad y veréis!  Unas monjas formaron parte de un experimento durante 15 años en el que hicieron distintos análisis y juegos de palabras. Sus cerebros revelaron datos sorprendentes. Las monjas que habían experimentado más emociones positivas eran más longevas, ¡con una diferencia de hasta 10 años!

palabras positivas gracias

“Mide tus palabras. Tienen más poder que una bomba de atómica.» – Pearl Strachan Hurd

 

El lenguaje en tu día a día

Si el lenguaje puede alterar la forma en la que envejecemos, ¡imagínate lo que afecta en nuestro día a día! Parece obvio que las palabras positivas nos ayudan a afrontar el día y la vida en general con mayor alegría, pero no es tan fácil. ¿Cuántas compañeros se han quejado hoy? ¿Cuántas veces habéis oído «vaya asco de día»? No, no y no. Así no vamos a ningún lado. No solo nos afecta a nosotros mismos, sino que inconscientemente influimos en  la gente que nos rodea. Está claro que todo en esta vida no se soluciona con palabras bonitas, pero por algún lado habrá que empezar, ¿no?

Da los buenos días, las buenas tardes y las buenas noches. A tu pareja, a tus amigos y a tu familia. ¡Que no se te olvide! Da las gracias, pide las cosas por favor y sonríe, sonríe mucho. Cambia un «no» por un «sí», no pierdes nada por intentarlo.  Evita el «no» a la primera, pruébalo y luego decides si repites. Enfócate en las soluciones y no en los problemas. Si he fallado, échame una mano y dime que lo intente una vez más. Dime que ahora te gusta lluvia. 

Aunque nos parezca complicado, cambiar nuestra visión del mundo es posible. Vamos a intentarlo. ¡Juntos podemos con todo! Empecemos por lo más sencillo: aceptar la realidad. Aceptar que todo tiene algo bueno y algo malo. Pero en lugar de poner toda nuestra atención en los aspectos negativos… ¡Dime que es lo que más te gusta! Quizás, cuando pase un ratito te darás cuenta que no pasa nada por bailar o saltar bajo la lluvia. ¡Dime la verdad! Te acabas de imaginar a ti mismo corriendo como un loco mientras te mojas y te ha hecho un poco de gracia. ¿A qué esperas? Sal antes de que pare de llover.

palabras positivas sonrisa

“Las palabras pueden inspirarte o destruirte. Elige bien las tuyas.» – Robin Sharma

El poder del lenguaje sobre la naturaleza

¡Ahora sí que vais a flipar! El experimento «Message from Water» de Masaru Emoto os dejarán sin palabras.

En este experimento, se investigaba el efecto de las palabras en el agua, concretamente en gotas de agua congeladas. Cada gota con una forma única, como los copos de nieve. Para la prueba se separaron tres recipientes con agua. El primer recipiente se expuso a la palabra en japonés «tonto» durante 24 horas; el segundo a «gracias» y el tercero a «gracias y gratitud». durante 24 horas.  Los resultados son sorprendentes.

El tercer recipiente presentaba la forma más bonita de todas, seguida del segundo recipiente. Formas microscópicas, por supuesto. El primer recipiente de agua que había sido bombardeado con la palabra «tonto» presentaba una forma borrosa y deformada. ¡Y esto no es todo! El mismo experimento se realizó con música y con imágenes bonitas. Y el resultado ya os imaginaréis cuál fue…

palabras positivas agua

 “Si crees en el poder de las palabras puedes provocar cambios físicos en la naturaleza.” – H. Scott Momaday

 

Claves para ser feliz

Regala palabras y emociones positivas, regala felicidad. Ahora que sabes el poder que tienen tus palabras ve corriendo a casa y dile a tu madre lo guapa que está hoy. Dile a tu amigo que te encanta el libro que te recomendó. Mira el lado positivo de la vida, el lado bueno de las cosas. Ya terminarás eso que dejaste por la mitad o que no empezaste. Ya te saldrá mejor la próxima vez la tarta de zanahoria. No está mala, oye, pero prefiero que se la coma mi perro. Disfruta de la tormenta, que ya mañana saldrá el sol. Sal a tomarte otra conmigo y qué tal tu día.

En ESGOA también nos gusta afrontar el día con alegría y ver el lado bueno de las cosas. Pensamos que en esta vida pocas cosas no tienen solución y que si vamos de la mano… ¿Qué puede salir mal?  Así que allá voy, a comerme el mundo desde bien temprano. Siempre con mi camisa, la que me recuerda a ti. Aquella que me regalaste y que tanto me gusta. Mi camisa Coco. ¿Y tú? ¿Qué sientes con ella?

palabras positivas camisa Neruda

#ESGOAAttitude

“La boca muestra lo que tenemos en el corazón.» Anonymous

 

 

  • No products in the cart.

Suscríbete y recibe un regalo muy especial



*ESGOA usará la información que facilites para mantenerte al día de todas nuestras promociones.